Con esta deliciosa y sencilla receta a base de remolacha, inauguramos nuestra más reciente iniciativa #coloureat. Cada semana, compartiremos una nueva receta, con información general de un vegetal en particular, y en la que el ingrediente principal siempre será la libertad de recrear vuestras propias recetas.

Aquí os daremos la base y algunas ideas para que, a partir de ahí, pongáis vuestra creatividad en marcha. ¡Os invitamos a descubrir el apasionante mundo de los vegetales y a llenar vuestra cocina de colores naturales!

LA REMOLACHA PROVIENE DE...
La remolacha es una raíz fascinante originaria del norte de África. Podríamos pensar que se hizo popular por su llamativo color, sin embargo, al descubrir en el siglo XIX que era una fuente concentrada de azúcar, su consumo se expandió por todo el mundo.

SÚPER PODERES
Mejora nuestro rendimiento físico
Combate la inflamación
Tiene efecto desintoxicante
Es rica en fibra y minerales

SABÍAS QUÉ...
Su color rojo-violeta característico es dado por un pigmento llamado betacianina, perteneciente al grupo de las betalaínas.

¡A COCINAR!
La base de la receta será la quinoa, una semilla repleta de proteínas y ácidos grasos esenciales.
4 Personas - 25 minutos

Necesitaremos:
· 2 remolachas pequeñas
· 1 taza de quinoa
· 2 tazas de agua

¡Elegid todos los ingredientes que queráis añadir!

  • Gajos de naranja
  • Pipas de girasol tostadas
  • Vinagre balsámico
  • Queso fresco
  • Palomitas de maíz
  • ¿Qué añadiríais vosotros?

A modo de sugerencia, nosotros hemos puesto gajos de naranja, pipas de calabaza tostadas y sal de chapulín, un producto perteneciente a la cultura gastronómica mexicana.

¡Ahora sí, manos a la obra!
1. Hierve las remolachas, previamente lavadas, en agua con un poco de sal, durante 20 o 30 minutos y a fuego medio, hasta que estén bien cocidas.
2. Pon agua fría en un bol y con una espumadera coloca las remolachas cocidas para enfriarlas. Después de 5 minutos, retira la cáscara y corta las remolachas en pequeños dados.
3. Pon 2 tazas de agua a hervir para cocinar la quinoa. Tras 20 minutos a fuego lento, retira la quinoa del agua, cuela el exceso y deja enfriar unos minutos.
4. Ahora mezcla los ingredientes seleccionados, sazona a tu gusto, y ¡a disfrutar!
5. ¡No olvidéis compartir con nosotros la foto de vuestras recetas con el hashtag #coloureat en nuestras redes sociales! @Earthinkers

Ensalada de quinoa, remolacha y....