Esta receta es ideal para disfrutar del desayuno por la mañana, ¡y para cocinar en familia! Además de ser una elaboración completa nutricionalmente, es sencilla y muy versátil, lo cual nos da la oportunidad de divertirnos y aprovechar lo que tengamos en nuestra despensa.

Como ingrediente principal, el arándano brinda un color exquisito y aunque es cada vez más accesible conseguirlo durante todo el año, es importante saber que a pesar de que este arbusto necesita un clima frío, no debe recogerse el fruto hasta el verano, cuando alimentado por el Sol, llega a su máximo punto de maduración.

EL ARÁNDANO PROVIENE DE...
El arándano es una baya originaria de Asia y Europa, sin embargo, el 90% del arándano que se consume en todo el mundo, se cultiva en Estados Unidos y Canadá. Ya sean rojos y negros, los arándanos son los reyes de los antioxidantes.

SÚPER PODERES
Favorece el tránsito intestinal
Mejora la circulación sanguínea
Protege de muchas enfermedades
Ayuda a mejorar la visión y ¡tiene mucha vitamina C!

SABÍAS QUÉ...
En las plantas, las antocianinas, los pigmentos de los arándanos, atraen a los depredadores para que consuman los frutos y ayuden a dispersar las semillas para su reproducción.

¡A COCINAR!
La base de la receta será el trigo sarraceno, un cereal que aporta un rico sabor a nueces y también tiene propiedades antioxidantes.
4 Personas - 30 minutos

Necesitaremos:
· 100 g de arándanos azules
· 50 g de harina de trigo sarraceno
· 50 g de harina integral
·  ½ cucharadita de levadura en polvo
·  1 cucharada de miel
·  200 ml de leche vegetal
·  ½ cucharadita de esencia de vainilla
·  ½ cucharadita de aceite vegetal

¡Elegid todos los ingredientes que queráis añadir!

  • Plátano machacado
  • Crema de avellanas
  • Semillas de amapola
  • Coco rallado
  • ¿Qué añadiríais vosotros?

A modo de sugerencia, nosotros hemos puesto plátano machacado dentro de la masa de las tortitas, y miel de agave, mazapán de cacahuete, y canela molida para decorar.

¡Ahora sí, manos a la obra!
1. En un bol mezcla todos los productos secos: la harina de trigo sarraceno, la harina integral y la levadura en polvo. A parte, en una jarra mezcla la leche, la vainilla, el aceite y la miel (aquí puedes añadir plátano machacado).
2. Poco a poco incorpora la mezcla de productos líquidos al bol y remueve hasta obtener una masa homogénea, ni muy espesa, ni muy líquida.
3. Calienta una sartén mediana, añade un poco de aceite vegetal y con un papel de cocina extiende el aceite a toda la superficie de la sartén. Una vez caliente, vierte una cucharada de masa para formar la tortita y cuécela a fuego medio durante 1 minuto o hasta que comiencen a aparecer pequeñas burbujas; voltéala y cuando esté lista, retírala del fuego.
4. Reserva cada tortita apilando unas sobre otra y tápalas con un trapo de cocina o con una servilleta para que no se enfríen. Repite esta operación hasta que la masa se haya terminado.
5. Sirve las tortitas, decora añadiendo los arándanos junto con los ingredientes seleccionados y ¡a disfrutar!
6. ¡No olvidéis compartir con nosotros la foto de vuestras recetas con el hashtag #coloureat en nuestras redes sociales! @Earthinkers